El hijo del periodista Marco Antonio Manríquez Duarte, quien fue secuestrado, junto a un amigo, por un grupo de hombres armados durante la madrugada del miércoles al ingresar al domicilio donde se encontraban durmiendo en Caborca, fue encontrado “sano y a salvo”, informó la Fiscalía de Sonora.

Sebastián Manríquez Verdugo, “de 23 años, fue denunciado como víctima de privación ilegal de la libertad, tras sucesos violentos en esta ciudad”, escribió la FGE en su cuenta de Twitter.

También informó que tras los hechos violentos en Caborca, recibieron 5 denuncias por privación ilegal de la libertad, y que hasta el momento se han liberado a dos de las víctimas, mientras se mantiene la búsqueda de las otras tres, todos masculinos.

Por su parte, el reportero descartó que la acción esté relacionada con su labor periodística y rechazó que su hijo y un amigo se dediquen o estén relacionados con actos ilícitos o el crimen organizado.

Luego de que su hijo fuera privado de su libertad, el periodista Manríquez Duarte dijo que pudo tratarse de una confusión por la violencia ocurrida en Caborca en las últimas horas.

“Desde las 8 de la noche se empezaron a escuchar las balaceras y creemos que lo más viable es que se trate de una confusión porque mi hijo y su amigo no tienen nada que ver con el crimen. Realmente estamos muy despistados de las razones por las cuales los levantaron, pero tampoco creo que sea por mi trabajo porque yo cubro otro tipo de notas, no me dedico en específico a la nota roja, aunque sí, cuando hay balaceras las reporto, cubro de todo”, comentó.

Según el relato del comunicador, su hijo, Sebastián Manríquez Verdugo y su amigo de infancia, Eduardo Uribe, ambos de 23 años, tuvieron el día libre en sus respectivos trabajos por lo que fueron a comer juntos y por la tarde se quedaron en la casa de Eduardo.

“A las 10 de la noche mi hijo habló con su mamá; le dijo que se quedaría a dormir en casa de Eduardo porque se escuchaban muchas balaceras. Mi esposa estuvo de acuerdo y le comentó que por seguridad era lo mejor y ya mañana se fuera a su trabajo”, señaló.

El hijo del periodista y su amigo estaban dormidos en la casa de éste último cuando, a las 3 de la madruga, un comando de aproximadamente 20 personas armadas y encapuchadas, ingresó a la casa por la puerta de la cocina, los despertaron y se los llevaron, relató la madre de Eduardo al periodista, padre de Sebastián.

Elementos de la Fiscalía General del Estado se comunicaron con él, y se puso la denuncia de secuestro ante el ministerio público, incluso narró que los peritos ya fueron a la colonia donde se presentaron los hechos y encontraron que el video de las cámaras de seguridad ya no estaban.

Marco Antonio Manríquez pidió ayuda al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, que le ayudara a encontrar a su hijo y al amigo de éste: “aquí en Caborca la situación es delicada por los enfrentamientos que hay, pero yo y mi esposa solo queremos que nos regresen vivos a los muchachos. ¡Imploramos para que nos los regresen vivos!”.

You may also like

More in Nacional

Comments

Comments are closed.