El presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró que no quiere ninguna ruptura con España y que el problema no es con su pueblo, sino con el gobierno y las empresas.

Durante su conferencia matutina realizada en Sonora, López Obrador volvió a mencionar que sus dichos contra España son sólo “un señalamiento” por los “abusos” cometidos.

“Para que no se malinterprete, Iberdrola no es el pueblo español, es como si dijéramos que Telmex es México”, declaró el mandatario.

Aseguró que Iberdrola controla el precio de la luz en España y eso es lo que quieren hacer en México, por lo que llamó a defender a la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

“Es un señalamiento por los abusos cometidos por empresas españolas que han afectado al pueblo de México en otros tiempos, en los sexenios de Fox, Calderón y Peña Nieto”, aclaró.

Cuestionó que Iberdrola se empleara a la exsecretaria de Energía, Georgina Kessel y al expresidente Felipe Calderón: “¿eso es una ofensa a nuestro pueblo?”.

López Obrador destacó que con el pueblo español exite una relación económica, comercial, social, cultural y turística, pero con la reforma eléctrica, “los de Iberdrola están haciendo el lobby con sus cómplices en México”, acusó.

You may also like

Comments

Comments are closed.