Mariana Rodríguez, dirigente honoraria de la oficina Amar a Nuevo León, y también esposa del gobernador, Samuel García, escribió un artículo en The Washington Post donde aseguró que los niños en adopción no están en casas hogares por gusto, vacaciones o porque es una guardería, sino porque fueron víctimas y hoy son sobrevivientes que necesitan ayuda,

En el texto, Rodríguez Cantú escribió sobre la situación en que se encuentra actualmente la adopción en México y en especial en el estado de Nuevo León, donde hay 28 niños con disponibilidad de ser adoptados de los cuales 16 están en proceso de integración con personas dispuestas a adoptarlos.

Detalló que de los otros 12 niños restantes, 11 padecen alguna discapacidad, tres han ido a una integración y nueve han sido devueltos una o hasta tres veces.

“Actualmente hay 57 solicitudes de adopción y, aunque parece una buena noticia, no lo es porque 52 de esos solicitantes ponen requisitos de no trastornos sexuales, antecedentes de violencia o discapacidad”, dijo la también influencer.

Por lo anterior, la coordinadora de la unidad administrativa “Amar a Nuevo León” señaló que es necesario hacer cambios como sociedad y como personas ya que quienes quieran adoptar tienen que entender que los niños, niñas y adolescentes “tienen una historia que los ha afectado, que deben entender y aceptar”.

En días pasados, Samuel García y Mariana Rodríguez Cantú fueron criticados por “adoptar” por un fin de semana a un bebé del programa del sistema de Desarrollo Integral de las Familias (DIF) Capullos.

“Agradezco a The Washington Post la oportunidad para hablar de lo complicado que es adoptar en México y de lo mucho que tenemos que hacer para que esos pequeños puedan tener un hogar”, escribió en Instagram Rodríguez Cantú.

You may also like

More in Nacional

Comments

Comments are closed.