El fabricante estadounidense de vehículos eléctricos Tesla cerró una oficina en San Mateo, en el estado de California, recortando así alrededor de 200 puestos de trabajo de su plantilla, informaron varios medios estadounidenses.

Contactada por la AFP, Tesla no confirmó de inmediato esta información.

Los empleados afectados estaban trabajando en el análisis de datos del sistema de asistencia al conductor denominado Autopilot.

La mayoría eran empleados pagados por hora, según la agencia Bloomberg. De acuerdo con el sitio especializado TechCrunch, los 81 integrantes del equipo de San Mateo que han conservado su puesto serán trasladados a la planta de Buffalo, en Nueva York.

El patrón de Tesla, el magnate Elon Musk, afirmó la semana pasada durante una intervención en una cumbre económica en Catar que el 10% de los puestos de trabajo a tiempo completo de su grupo serían recortados en los próximos tres meses, pero que el número de empleados pagados por hora aumentaría.

Tesla tenía casi 100,000 empleados en todo el mundo a finales de 2021.

You may also like

More in Economía

Comments

Comments are closed.